Nazis En Guernica

May 22, 2011 by

La responsabilidad por la destrucción de Guernica dio lugar a una enconada controversia que se prolongó muchos años después del acontecimiento, con mutuas y destempladas acusaciones entre las partes. Ahora, más de tres cuartos de siglo después de los hechos, tal vez sea posible determinar quiénes fueron los culpables del bombardeo, y dar por cerrada la polémica.

 

La capital de la provincia, a primera vista Guernica parecía hallarse al abrigo de la guerra: un remanso para los numerosos fugitivos que confluían hacia ella con intención de proseguir hacia el norte y pasar la frontera francesa huyendo de los frentes localizados hacia el oeste y el sur. En abril de 1937 cayó sobre ella una fuerza de destrucción masiva que la dejó en ruinas y mató a un millar de sus habitantes. Las explosiones y los incendios devoradores fueron presenciados por el alcalde, el cónsul inglés y algunos corresponsales de la prensa extranjera que cubrían la información de la guerra. Esos testigos afirmaron que el pueblo fue bombardeado por aviones alemanes Heinkel 111 y Junkers cincuenta y dos, en número superior a la treintena y con escolta de aviones de caza Messerschmit 109 y otros de tipo más antiguo, Heinkel cincuenta y uno, que ametrallaron a la población en fuga mientras los bombarderos destruían las casas. Más tarde Pablo Picasso pintó un cuadro, tal vez el más famoso de los suyos, para conmemorar los horrores de la guerra.

Al principio los nacionales negaron que Guernica hubiese sido bombardeada, y aseguraron que los trozos de metralla y los daños provenían de cargas colocadas por extremistas vascos que volaron su propia ciudad, a fin de excitar la indignación contra los nacionales. Los mandos franquistas quedaron espantados cuando pudieron contemplar el alcance de la destrucción, y negaron haber tenido nada que ver con ella. Incluso se ha afirmado que Franco montó en cólera cuando se enteró de la incursión. Hasta 1970 no admitieron las autoridades del régimen nacional que Guernica había sido bombardeada desde el aire, y que habían hallado trazas de explosivos de alta potencia así como también de bombas incendiarias. Pero siguieron manteniendo que ellos no habían ordenado la destrucción ni participado en su planeamiento.

.

Guernica, un cuadro de Pablo Picasso creado como cartel publiciatiario para    Poner de manifiesto la injusticia y la barbarie del bombardeo de Guernica el 26 de abril de 1937 a las cinco menos veinte de la tarde

.

Por lo general, se acusó a la Luftwaffe alemana, atendido que sus aviones habían ejecutado la operación. Constan muchas declaraciones públicas y privadas de los aviadores que participaron en el bombardeo (los de la llamada Legión Cóndor); la explicación alemana habitual es que la ciudad era objetivo militar, entre otras cosas porque existía una fábrica de armas ligeras en las inmediaciones (que no resultó dañada) y un puente estratégico sobre el río Oca que habría sido vital para una evacuación del sector por el ejército republicano. Tampoco este puente fue destruido. Si la idea fue de los nazis, hay algunos aspectos de la incursión difícilmente explicables.

¿Por qué utilizó la Legión Cóndor unos modelos relativamente antiguos, y no los Stuka de bombardeo en picado, y extraordinariamente precisos, de que habría podido disponer? ¿Y cómo apuntaron tan mal que dejaron intactos los objetivos militares? La excusa de que el humo y la polvareda de la ciudad impidieron una puntería más exacta no se sostiene, tratándose de una organización como la Luftwaffe, que presumía de su profesionalidad. Por otra parte, los diarios de algunos oficiales revelan que los mandos de los nacionales conocían de antemano la operación, por más que protestasen luego aseverando su inocencia.

Lo más probable parece que la operación fuese inspirada por los nacionales y realizada de manera más bien chapucera por la Luftwaffe alemana, a cuyos jefes la idea no les seducía demasiado. Otra hipótesis que se ha apuntado reiteradamente es que los alemanes estaban haciendo ejercicios para sus futuras incursiones sobre las grandes ciudades de Europa, es decir, con vistas a la previsible II Guerra Mundial.

Es una noción bastante caprichosa e improbable. De todas maneras, parece que tanto los nacionales como sus aliados alemanes se avergonzaron del episodio y por eso intentaron negar su evidente responsabilidad.

.

.

Thanks for rating this! Now tell the world how you feel via Twitter. .
Que le ha parecido el post?
  • Emocionado
  • Fascinante
  • Interesante
  • Aburrido
  • Malo
  • Indiferente

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *